martes, 23 de diciembre de 2008

Petición a los Reyes Magos

"(...) ha caído la noche y los bárbaros no han venido.
(...)
Y entonces ahora ¿qué va a pasar con nostros sin los bárbaros?
Al menos esa gente era una cierta solución".
"Esperando a los bárbaros" de Constantino Cavafis
Existen varias definiciones relativas a qué es un clásico. Para unos, son aquellas obras que reiteradamente son citadas en escuelas y universidades, para otros, esos gruesos tomos de honorable apariencia, que todo el mundo pretende tener bien visibles en su biblioteca, pese a no haber sido jamás leídos. De lo que no hay la menor duda es de que de los clásicos se puede extraer una innumerable lista de célebres frases. La anteriormente escrita es un ejemplo[i].
Las palabras del griego Cavafis me trasladan a una atmósfera decadente. Un tiempo nubloso en el que el hambre, el miedo y la enfermedad campan a sus anchas. Se me aparece todo como un gran ocaso estereotipado, definitivamente, un cuadro, típico y tópico, de cómo debió ser uno de los últimos días del Imperio Romano. Se me ocurre reflexionar sobre cuáles debieron de ser los pensamientos de cualesquiera de cuántos contemporáneos de aquella época poblaron las grandes urbes romanas. Una cuestión que me preocupa especialmente es la de reflexionar acerca de si esas gentes supieron, ni aunque fuera por un mero atisbo, la gran vorágine que se les venía encima. No podemos saber si el habitante de Aquileya, de Leptis Magna o de Cartago se pudo haber figurado cuál iba a ser el destino de su civilización, de su anciano Imperio. Seguramente los romanos no se figuraron un mundo gobernado por bárbaros. Quienes tienen una existencia acomodada sostienen la “cuasi-divinidad” del orden que les gobierna. Craso error para la razón, al que los humanos parecemos estar genéticamente predeterminados.
Me causa una gran ansiedad pensar que yo bien pudiera ser uno de aquellos “romanos”, partícipe de un gran escenario de decadencia predestinado a la caída, en este caso no del orbe romano. No sé si entre Iraq y los Campos Cataláunicos caben paralelismos, pero cierto es que las batallas distantes estereotipan la fragilidad de quienes nos gobiernan. Las desigualdades fomentan flujos migratorios insostenibles, flujos de “nuevos bárbaros” buscando mejores tierras. Otros de su calificativo amenazan a nuestras estructuras macroeconómicas, mientras que caníbales de nuestra "social" especie se nutren de ideas falsas y especulaciones abusivas. La Bolsa cae, y los sueños con ella.
Como el niño, adulto o anciana romanos del poema de Cavafis, yo sigo buscando a los bárbaros. No sé si debo confiar en quien no supo vigilar que el singular villano se hiciera con las expectativas de cientos o en una sociedad caduca y especialmente desestructurada. Busco soluciones, sin tener tampoco a bárbaros disponibles.
Occidente, y más concretamente Europa, se va progresivamente ninguneando dentro de su fofo conformismo. Los individuos viven sin expectativas, con el único estímulo del chat, el cigarro y las grandes fiestas. Una sola letra separa al matrimonio del patrimonio, mientras que los infantes son considerados como externalidades negativas de coitos nefastos. A todo eso, la familia se descompone dejando su asiento a la perruna mascota, mayormente privilegiada que el abuelo. Un sinnúmero de pequeñas cosas nos conducen al gran efecto. Un mundo caduco, una sociedad sin esperanzas “ni bárbaros”. El potencial del forastero renovador “bárbaro” sólo cabría buscarlo en las nuevas ideologías. ¡Lástima que de éstas estemos faltos!
Me pregunto si en este próximo año surgirá un nuevo Atila o Genserico. Si en los EEUU aparecerá el “nuevo candidato antonino[ii]” o se seguirá la, poco particular, tradición catalana de dejar al hijo mayor, o listo, con la industria y el tonto para la política… Sinceramente, reconozco haber escrito con este post mi carta a los Reyes Magos. Un Mundo que reflexione y encuentre, y que en la medida de mi humano egoísmo, me garantice un futuro personal, y ante todo, para los míos.
Felices fiestas y mejor año nuevo!!!
[i] Estas líneas lo mismo han servido para hacer una alegoría al autor, como para introducir obras sobre la Decadencia y Caída del Imperio Romano, como las inexcusables monografías del profesor Javier Arce (uno de los mejores, quizá el mejor, historiador romanista actual), “Bárbaros y romanos en Hispania” (Marcial Pons, 2005) o del clásico “Esperando a los bárbaros” del Dr. Alonso del Real (Austral, 1972).
[ii] Dinastía a la que pertenecían notabilísimos Emperadores como Trajano, Adriano o Marco Aurelio.
Ilustraciones:
1) Constable, John, "Hadleight Castle (Hadleigh Castle?), Studie" (1829)
2) Honthorst, Gerard van, "Anbetung der Hirten"

11 comentarios:

Dinorider d'Andoandor dijo...

¡qué contradictorias son algunas cosas! ... o será que lo contradictorio es pensar en que son justamente contradictorias?

Felices Fiestas nuevamente

Striper dijo...

Felices fiestas chaval, te dejo aqui mi felicitacion:

http://es.youtube.com/watch?v=Pj6SuKadKzY&feature=channel_page

gtalmirall dijo...

Bueno, Javier, no lo veas todo tan negro. Hay que ponerle perspectiva a la historia. Según la cronología hindú, la más fiable, por que es la que cuenta con una mayor experiencia histórica (que no mitológica en el sentido moderno) estamos en el Kali Yuga, que es una era nefasta, la era del hierro, que comenzó hace 5000 años y que ya llega a su fin. Y lo que viene después es una nueva y prolongada Edad de Oro, donde no hará falta tener mascotas porque volveremos a ser hermanos con los animales que ahora llamamos salvajes y bastantes cosas más. Ahora sólo hay que esperar que hayamos interpretado correctamente los Vedas. Y, entretanto, hay que disfrutar del momento, con independencia de que sean tiempos decadentes o no. Es parte del devenir y hay que seguir firmes y despiertos en el Gran Juego.

Un abrazo y Felices Fiestas

ISOBEL dijo...

Felices fiestas, disfruta de los tuyos, un besazo

M@riel dijo...

Fabuloso artículo; me han gustado las palabras de Kavafis, gran poeta donde los haya, que has utilizado para inaugurarlo.

Un abrazo y felices fiestas.

variopaint dijo...

Estupendo, Fujur...intuía que te gustaba Kavafis, ahora ya lo sé...

El también sabía de las decadencias, de modo que se anticipó someramente a muchas de las cosas que después ocurrirían, en suma, parecidas a las que habían ocurrido y a las que se seguirán ocurriendo.

Ese es el encanto de la poesía, como ya conoces.

Feliz Navidad.

El llano Galvín dijo...

Pues yo debo ser un poco más prosaico y sólo pido a los reyes un poquito de serenidad ante los cambios, aunque por pedir que no quede ¿no? Muy buen post!
Felices fiestas para tí también!! Un abrazo!!!!

Mery dijo...

Felices Fiestas! Y que los Reyes te traigan mucha fuerza de voluntad para seguir con ilusión:)

MeRCHe dijo...

Una vez más y como casi siempre estoy de acuerdo contigo, y no te falta razón, sin embargo hemos de pensar en positivo y confiar en el futuro, no nos queda otra, porque si nos referenciamos por lo que vemos y por lo que la lógica nos indica "malament".
Esperemos que el año 2009 sea el principio de un mundo nuevo y que la gente empiece a implicarse en la política en lugar de dejar todo en manos de unos políticos bastante incompetentes en la mayoría de los casos y dedicarse a mirar para otro lado, nosotros, el pueblo llano o como se dice ahora la ciudadanía tb tenemos una alta cuota de responsabilidad por hacer como Pilatos y lavarnos las manos, mira!! Pilatos era romano verdad? jajaja a lo mejor las cosas no han cambiado tanto desde el hundimiento del imperio ramano...
En cuanto a Cavafis me gusta su poesía y sobre todo el poema de Itaca, y eso es lo que tendremos que hacer buscar nuestra Itaca y confiar en llegar a ella.

besos querido Javier

Artax el Eterno Cruzado dijo...

FELIZ AÑO NUEVO FIGURA!

Dinorider d'Andoandor dijo...

Fujur, hablando de reyes gracias por tu aclaración, ME ENGAÑARON!!!!
>_<

pero ya corregí el texto y la imagen
^_^


pero hubieras hecho también tu barra en català!
gràcies XD