jueves, 19 de febrero de 2009

Serpientes de cascabel, reflexiones ante la Crisis

"Cita: En Lawrenceville un ayudante del sheriff deshaució a un emigrante, éste se resitió, obligando al oficial a hacer uso de la fuerza. El hijo de once años del emigrante disparó contra el ayudante con un rifle calibre 22 y lo mató. ¡Serpientes de cascabel! No te arriesgues; si discuten, dispara primero. Si un chiquillo mata a un policía, ¿qué no harán los hombres? Lo que hay que hacer es ponerse más duro que ellos. Tratarlos sin contemplaciones. Tenerlos asustados. ¿Y qué pasa si no se amedrentan?¿Qué si plantan cara y disparan a su vez? Estos hombres han estado armados desde que eran niños. Un revólver es una extensión de ellos mismos. ¿Qué hacemos si no se amilanan? ¿Qué si en algún momento marchan como un ejército igual que los lombardos lo hicieron sobre Italia, los germanos sobre la Galia y los turcos en Bizancio? Aquellas también eran hordas mal armadas y ansiosas de territorio, y las legiones no pudieron detenerlas. Ni las matanzas ni el terror pusieron fin a su avance. ¿Cómo se puede asustar a un hombre que carga con el hambre de los vientres estragados de sus hijos además de la que siente en su propio estómago acalambrado? No se le puede atemorizar, porque este hombre ha conocido un miedo superior a cualquier otro".
John Steinbeck, "Las uvas de la ira" (traducción de Juan José Coy, en: Madrid, Cátedra, 2007)
El hombre tiene una gran lacra como especie. Siendo "inteligente" es el único ser que puede ver lo aparentemente inmutable del presente, sin poder centrarse en lo eternamente cambiante de lo evolutivo. Cualquier fiera vivirá aprovechándose de sus adaptaciones naturales, de las innovaciones (o mutaciones) que le ha brindado la Selección natural, con el afán de adaptarle mejor a su ecosistema; no tendrá mayor visión sobre el tiempo que aquélla que le faciliten sus genes. El hombre es algo más, cultura e incultura unidas en un binomio mortal, e inseparable. No podemos soñar con cambios si nuestra consciente existencia es pasajera. Desde los de CroMagnon hasta las hordas de marines norteamericanas, no tanto ha cambiado. ¡Monos armados, con veneno fatal y cascabeles en forma de políticas y viles propagandas!
Dicen que el buen maestro enseña a aprender de los errores, razón por la cual concluyo que Maese Tiempo es un Catedrático de pobre intelecto. El texto de Steinbeck (redactado en los fatídicos años 30 del pasado siglo) invoca a nuestro pasado histórico, a cómo los hambrientos siempre han luchado por su pan, con mayor intensidad si es bien sabido quién se lo quita. La era global es doncella de pocos secretos. Todo se sabe, o al menos, en parte.
Las crisis económicas son cíclicas, dicen los expertos, algo así como los “paradigmas científicos” de los que Thomas Kuhn hablara hace ya un tiempo. Los “giros copernicanos” siempre tienen desgracias en sus causas, razones por las que el ingenio humano se agudiza y persigue resultados mejores para la optimización, para los avances y el progreso. La Crisis, ya hablando en singular, seguro que reparará un mundo distinto, de ello no hay dudas.
En los últimos meses me ha llamado mucho la atención los grandes avances, que cuanto menos, han sido “anunciados”. Haré mención de algunos de ellos. La edición de “ElPaís” de 24 de noviembre de 2008 incorporaba una noticia de gran calado. Javier Sampedro, genial periodista y divulgador, nos presentaba un mineral, la peridotita, capaz de absorber dióxido de carbono (CO2) convirtiéndolo en cuarzo. Los estudios realizados por Peter Kelemen y Juerg Matter, de la Universidad de Columbia en Nueva York, han ido a dar fruto justo en tiempos de crisis. No por casualidad.
Más allá de lo útil o verídico del hallazgo, este tipo de anuncios no escasearán en los sucesivo. A la vez que la búsqueda de nuevos combustibles (al respecto, citar cómo se ha llegado a defender la piel seca de los cítricos como fuente de energía), la eliminación de externalidades contaminantes, o cuanto menos, de sus productos, es uno de los grandes objetivos de las grandes economías. Curiosamente, en el desierto de Omán (en la península Arábiga) es donde se han realizado estos experimentos, siendo la empresa petrolífera estatal ("Petroleum Development Oman") la primera que va a realizar pruebas con el mineral. Según se afirma, esta roca ígnea (volcánica) está asociada al olivino y se halla en cantidad tanto en las arenas de Arabia como en las costas de la antigua Yugoslavia. El principal problema, o al menos uno de ellos, será conseguir “inyectar” grandes cantidades de dióxido de carbono en el manto terrestre, lugar donde se encuentra, mayormente, el preciado maná “anticontaminante”.
Y es que, precisamente hoy, otros nuevos avances se me han presentado en diferentes medios: los avances en inteligencia artificial, la investigación sobre la fusión nuclear o el famoso gran acelerador de partículas de Ginebra. En un nuevo artículo de Sampedro ("Ahora comienza la etapa de los descubrimientos científicos", “El País”, 10/9/08) se nos ilustra sobre cuán cierto es que, tras los grandes descubrimientos tecnológicos, se acerca el momento de dar un paso hacia los avances científicos.
El, ya citado, Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) se halla, actualmente, en reparación. El primer intento ha fallado, sin embargo, siguen intactas las expectativas puestas en él. La gran inversión, aparentemente, “sólo” tiene el objetivo de descubrir una partícula, el conocido como “bosón de Higgs”; sin perjuicio de que “esa partícula” sea capaz de demostrar el Big Bang y buena parte de los postulados de la ciencia moderna (a la vez que acabar, de una vez por todas, con los últimos vestigios de la ignorancia creacionista). Algunos científicos informan de los peligros ocultos de esta investigación. Según se afirma, existiría un riesgo “ínfimo” de que la máquina fuera capaz de crear un agujero negro que acabara con todos nosotros… idea un tanto esotérica, para mi ignorante conciencia.
Caerán las acciones, los bancos, quizás alguna que otra guerra y varios millones de niños desnutridos, pero la Ciencia, inhumanamente, continuará su camino. Sin conocer la moral, la justicia, o el “orden”, la Ciencia seguirá persiguiendo acabar con la Crisis de turno a base de la optimización de los beneficios virtud de nuevos medios y fuentes de recursos. ¿El hombre es un lobo para el resto? ¿O es un buitre, un cerdo… una serpiente de cascabel que sigue temiendo la rebelión de los hambrientos…?
Imágenes:
1) "Wall Street Rag", by Scott Joplin sheet music cover from 1909.
2) Panorama de 120 (!) photo. Dent de Vaulion, Canton de vaud, Suisse. Photo issue de la série Wee planetsd'Alexandre Duret-Lutz. Autor: Alexandre Duret-Lutz from Paris, France.
(This file is licensed under Creative Commons Attribution ShareAlike 2.0 License).

8 comentarios:

variopaint dijo...

Te vas superando día a día, Fujur...

un abrazo


M.

Anónimo dijo...

El muy grande John Steinbeck, trabajó como periodista durante la Gran Depresión para un periódico, no recuerdo son de San Francisco ó de Los Angeles -ambas fundadas bajo la benigna influencia de Fray Junipero Serra-, y se dedicó a publicar unos reportajes sobre la gente trabajadora, que serían la simiente de "las uvas". Estas crónicas se han publicado en España por Libros del Asteroide, bajo el título "LOS VAGABUNDOS DE LA COSECHA". En mi opinión, unos artículos vibrantes, y escritos con un estilo que nos lleva a todos a meternos en la piel de esas gentes víctimas de las siete plagas.

También de Steinbeck, "LAS PRADERAS DEL CIELO" (Ediciones del Viento). Una historia circular alrededor de una comunidad típicamente americana.

Manolo

Dinorider d'Andoandor dijo...

Pues hasta ahora el hombre supera con creces a todos esos animales que citas.
Hay gente tan malcostumbrada a ver violencia toda su vida que por lo visto ya se acostumbra a tomarlo como "normalidad", preocupante.

Dark Prince dijo...

Rayos hermano! ¿puedes creer que hasta ahora no he leído "Las uvas de la ira"? y eso que un profe me lo recomendó junto con el dirio del Che en Bolivia y La Madre de Maximo Gorki... bueno sólo he leido ese ultimo.

Lo leeré así sea lo último que haga.

Violencia y mas violencia... ya olvidense de la paz mundial muchachos T_T

El llano Galvín dijo...

Muy buen post Javier!!
Tu pregunta final creo que es irresoluble, creo que todo llevamos dentro algo de lobos, buitres, cerdos e incluso serpientes de cascabel, y yo todavía sumaría más: urracas, camaleones...
Un abrazo!!!

Terrorista del Amor dijo...

querido nubiru, vas atrasado, estamos ya a punto de salir de la crisis, lo que hace falta son reflexiones para afrontar un nuevo periodo de bonanza! eso sí es difícil, saber como no volver a hundirnos otra vez dentro de otro ciclo macro económico! no?

merche dijo...

Todas las crisis traen cambios y logicamente esta que actualmente estamos sufriendo tb. Pero esta crisis va mucho más allá de lo económico, estan cambiando valores y conceptos, formas de relacionarnos juridicas y de adquirir conocimiento, ya nada volverá a ser igual, porque todo se está cuestionando y poniendo "patas arriba", algo va a pasar, no sé el qué, pero está produciendose un cambio tan grande que no entiendo como las personas sólo se fijan en lo económico.
Creo que los cambios serán para mejor puesto que el ser humano ha perdido bastante el norte, pero, eso no se podrá saber hasta que haya una perspectiva y creo, que para entonces, yo ya no estaré para contarlo pero leeré tú blog, eso sí comodamente sentada en el Paraíso de la buena gente jajajaja ya que paso de los malos.

besos

Anónimo dijo...

Y yo me pregunto: ¿sólo existen crisis económicas??
Craso error amigos!!!
Las crisis que más nos cambian, afectan, alteran y matan son las personales, las laborales, las sociales, amorosas, las ... y quien tiene güevos de hablarnos de ellas. Crisis que todos vivimos individualmente, silenciosamente, en un momento determinado de nuestra vida. Pero no, debemos ser gregarios, y así compartir todo lo bueno y lo malo y evidentemente lo ECONOMICO es lo más facil de no COMPARTIR y así alguien dice CRISIS!! y todos a LLORAR!!! VAMOS, VAMOS, VAMOS, k a mi me jode más que me deje de kerer mi enamorado, me jode más que me puteen en mi trabajo, me jode más pelearme con un amigo, perder a un ser querido o .... que no no tener estos euros tan necesarios para llegar a fin de més. Estos euros que necesitamos para cubrir unas necesidades irreales de las que podriamos perfectamente prescindir.
Que pena de sociedad. Que pena!! Para mi una crisis es la muerte de un ser querido, la pérdida de un amigo, el desconsuelo de un amor... Pero evidentemente que todos no hablamos el mismo lenguaje.
Lamento la extensión Javi, pero ya sabes, que lo que se dice breve no soy. MIl besitos Pili